miércoles, 23 de febrero de 2011


JESSICA PIEDRAS


Nació en México D.F. el 1º de agosto de 1980. Realizó estudios de periodismo y letras hispánicas en la Escuela de Escritores de la ciudad de México. Ahora es tallerista y autora de la Editorial Strombus. Ha sido invitada a encuentros literarios en La Habana, Cuba, y en la Isla de la Juventud, como escritora y editora. También fue invitada al Encuentro de Mujeres Poetas en la Ciudad de las Nubes, en Oaxaca, México. Trabajó en una revista de viajes “Bleu and Blanc” y gracias a ello viajó a varias partes del mundo. Tiene nueve libros publicados y ha participado en nueve publicaciones colectivas en Canadá, República Dominicana y México. Ha ganado el primer lugar en la convocatoria de “Grito de Mujer” en República Dominicana y el segundo lugar en textos eróticos femeninos en México. Tiene un libro por publicar “Poemas de la sinrazón”. Escribe ensayo, poesía, teatro y un poco de narrativa.

kabusy@yahoo.com.mx

http://www.atom.com.mx/prodidec/jp/
http://www.misspietreblogspot.com.mx
http://www.editorialstrombus.com.mx



LOS DOLORES DEL MUNDO CAEN
de Jessica Piedras ©

Se humedecen, gota a gota,
ellos se desahogan con las sombras,
con el abismo real de la ciudad.

Los dolores del mundo hablan,
chillan junto al vagabundo rendido de cansancio,
deprimido por sus dolores personales.

Los dolores del mundo se desgarran la piel de dolor,
de hartazgo, de insolación ante la lluvia de estrellas nebulosas.
Se escaman la garganta llena de silencios aventurados
de palabras amortiguadas en el desbordado camino amarillento.

Los dolores del mundo son camellos hambrientos en una sabana desolada,
son hienas ridículas riéndose de nada frente al espejo,
son de niebla pesada en carretera,
son de turbulencia esperada en medio de nubes haciéndose daño,
son de terciopelo verdoso como el pantano.

Los dolores del mundo aúllan por las noches
llorando la ausencia de una mariposa.
Están llenos de heridas infectadas.
Están llenos de hambre de más dolor.
Son como perros hambrientos y rabiosos.

Los dolores del mundo están cansados de morir sin ser amparados,
son medusas en medio de la nada,
son tortugas luchando por su vida en medio océano,
son ballenas blancas, grandes y olvidadas,
son caracoles infinitos, lentos
presagios de la muerte atormentada,
son ansiosos tigres devastados en plena ceiba,
son sigilosas serpientes buscando su carnada,
son parte de los amores olvidados,
son almas perdidas en medio del abismo,
son dudas en un paracaídas volando hacia la nada,
son sonrisas de media boca, hipócritas y lascivas,
es una brisa llena de tristeza,
son una ola de basura humana,
son pájaros muertos en la boca de un gato hambriento,
son una parvada de pájaros debilitados huyendo de la gente,
son cascarones de hueso de caracol desterrados del mar,
son algas muertas abandonadas por el oleaje del Caribe,
son el humo de un cigarro moribundo,
son como la musa desvanecida de un poeta olvidado,
son como el viento lleno de raíces desgarradas,
son como sueños enjaulados y maltrechos,
son palabras encerradas por un ciego,
son papeles quemándose en la hoguera de la culpa.

Los dolores del mundo son las horas perdidas por el llanto,
son lágrimas derramadas y marcadas,
son tatuajes en la cara en forma de círculos,
son sueños preciados y esculpidos,
son cuerdas de guitarra desgarradas y faltas de voz,
son llagas en el cuerpo alumbradas por la luna,
son imágenes de muerte en los ojos de una madre,
son cicatrices que quitan el sueño.

Los dolores del mundo son dolores que se sufren el último día del año,
es la tristeza desparramada entre los hombres.

Los dolores del mundo son legibles como garzas en manada,
son avestruces devorando su comida en castilla,
son fiordos deshelándose en la Patagonia,
son poemas de Neruda dichos en silencio,
son cucarachas organizándose para morir en invierno.

Los dolores del mundo son codornices inventadas en las alas de una mariposa,
son los tres países más pobres del mundo,
son prostitutas desamparadas a media noche,
son niños angustiados por crecer y que la muerte no los salve,
son luces atravesando el cielo una noche de verano aun lado de la playa,
son peces escupidos por el mar una primavera cualquiera,
son sonrisas de nativos con dientes de pingüino,
son flores silvestres en el fin del mundo,
son corazones transparentes heridos por mentiras.

Los dolores del mundo son de color oscuro como las fotos amarillentas
olvidadas en una librería vieja,
son como el continente viejo, frío y desolado,
son lejanos pero parte de cada célula de cada uno de nosotros,
son integrantes apartados por la nieve hecha polvo,
son un ramo de flores muertas,
es una caja de avestruces desolados,
son errores que el futuro esconde,
es un cigarrillo muriéndose encada bocanada,
es una mirada carcomida por los años,
es como el agua de río llena de manglares y animales escondidos.





----------------------------------------------------------------

SUPLEMENTO DE REALIDADES Y FICCIONES
Propietario y Director: Héctor R. Zabala
Av. Libertador 6039 - 5º (C1428ARD)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina
Nº 16 – Febrero de 2011 – Año II


SUPLEMENTO: http://colaboraciones-literatura-y-algo-mas.blogspot.com/
REVISTA: http://revista-realidades-y-ficciones.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario